Archivo de la etiqueta: moderna

Un calor del diablo

Ilustración para camiseta de un diablo entre las llamas del infierno, con un considerable cabreo por el calor que  está pasando. La exclamación que suelta es la típica blasfemia española intraducible, afortunadamente, para la mayoría de los extranjeros. Aunque su traducción literal es una burrada de dimensiones bíblicas, nunca mejor dicho, la expresión está tan extendida (más en unas regiones que en otras) que para nosotros no tiene una carga tan negativa. Si bien, dicha con algunos acentos suena mucho más contundente, en canario se suaviza, al comerse varias letras. El Cagondiooó alargando la ultima sílaba se suele decir mascullando, para uno mismo.

El diablo es una figura muy presente en el habla canaria, las expresiones en las que aparece son multitud: «gente rica, gente del diablo», «los chiquillos son el diablo», «¿pero qué invento del diablo es este?»… Así que no podía faltar en nuestra colección.

«Bizcochao» es, en Canarias, asado de calor. Bizcochar es resecar el pan con un segundo horneado, pero se extiende a todo lo que puede quedar reseco por efecto del calor: un cable, un plástico, una junta de goma… El bizcocho no suele faltar en la mesa de cualquier restaurante de las islas, acompañando al queso, papas arrugadas o gofio escaldao.

Cariño pegajoso

Ilustración disponible en camiseta. Está representado uno de los animales más abundantes de Canarias, las gaviotas. Una aparece pringada de chapapote (en Canarias llamado piche por influencia del inglés pitch – brea) y abraza a su compañera cariñosamente mientras ésta permanece con expresión de fastidio y resignación, aguantando la sobredosis de almíbar mezclado con petróleo .
La leyenda que acompaña al dibujo, Tremendo pegoste, es un juego de palabras, ya que se aplica por igual a fluidos pringosos como a personas pelmas o cariñosas en exceso. Una camiseta muy apropiada para llevarla si tienes una pareja que se acaramela con frecuencia o se te pega el típico compañero de trabajo o vecino cada dos por tres para dar la tabarra.

 

El camello cabezota

Uno de los dibujos más divertidos de nuestro catálogo y uno de los más vendidos. Un camello enfadado se niega a moverse y permanece tozudamente recostado con el morro subido. Los camellos no son originarios de las islas, aunque sí de estas latitudes, y no es extraño verlos en zonas turísticas acarreando turistas y también están presentes en gran cantidad de souvenirs de Canarias. Son simpáticos y graciosos, pero su mala leche es conocida.
Morrúo (morrudo) significa tozudo y se suele aplicar mucho a niños cabezotas. Y el Mi niño es el latiguillo por excelencia del habla canario. Si usted tiene 76 años, por ejemplo, está en las islas y le dicen en una tienda «¿Que era, mi niño?» no mire a su espalda… se dirigen a usted.

Con la peluca cambada

Ilustración disponible en camiseta y pegatina. Representa un guanche saltando con el garrote canario; un palo largo que se utiliza para juegos de lucha y para ayudarse en el desplazamiento por la difícil orografía de las islas. Los antiguos canarios bajaban barrancos con gran agilidad y rapidez y aún en la actualidad hay gente que lo usa y practica el juego del palo.
El aborigen aparece con la mata de pelo ladeada por efecto del movimiento y la frase Hoy me cambo la peluca, una frase muy popular que se dice sobre todo cuando uno se va a correr una juerga. Cambar (torcer) es una palabra de origen portugués, como muchas otras introducidas en el habla canaria. Es típico del Carnaval, por efecto de la borrachera, volver a casa con la peluca cambada. Aunque hay quien utiliza la frase a cada momento, en plan «¿se te han cruzado los cables?».
La camiseta ideal para asaderos, mogollones y demás festejos donde se puede acabar seriamente perjudicado.

Una jartá de risas

Un tiburón que se acaba de zampar supuestamente a un bañista. Aunque hay tiburones en aguas canarias, jamás se atacan a las personas y tampoco se suelen ver en las playas. No se sabe muy bien la razón de este respeto al hombre, parece que está relacionado con la temperatura fría del agua que les hace ser más huidizos, aunque también podría ser porque el tiburón… ¡está presente en la gastronomía canaria! Quizá teman acabar como tapa en un bar de la isleta (Las Palmas de GC), por ejemplo. En realidad, el tiburón que se come es una especie pequeña llamada cazón, que se conserva salado y se cocina en salsa (tollos).
La frase que acompaña al dibujo es me pegué una jartá como un burro. Jartá es en realidad hartada, pero la hemos escrito como suena en la calle. Se emplea para hacer referencia a una comilona, pero también a un desfase de drogas o alcohol. La palabra tiene una divertida variante: jartón («me pegué un jartón de reir»). Y como un burro es una frase muy utilizada que significa grande y se usa a discrección: «tengo un resfriao como un burro», «eso es un penalty como un burro»…

 

Cucaracha envenená

La divertida ilustración de una cucaracha con un considerable cabreo, por el ataque químico al que está siendo sometida, es otra de las más celebradas de nuestra marca. Las cucarachas (denominadas también chopas cuando alcanzan un tamaño considerable) nunca son bien recibidas a pesar de resultar inofensivas. Salen de marcha sobre todo cuando hace mucho calor, y suelen acabar en alocada carrera cuando tropiezan con humanos, que las persiguen con el insecticida (fli) o la escoba (cepillo). Son uno de los insectos más típicos de Canarias.
La palabra fli es en realidad Fly (mosca en inglés) que aparecía en los botes de insecticida y que caló en el lenguaje cotidiano. Y envenená es una manera de decir cabreadísima. Una camiseta ideal para madres que tienen que soportar a sus pequeños dando la tabarra.

Se las trae en lata

Se las trae es una expresión que se utiliza en todo España, pero en Canarias se dice más se las trae en lata y significa en ambos casos lo mismo: que da más problemas de lo esperado. ¿De dónde viene lo de «en lata»? …no tenemos ni idea.
La ilustración representa un gato con mirada despierta y con una lata de sardinas en la boca, haciendo un juego de palabras con la frase. Aunque el perro es el animal por excelencia de Canarias (a los que debe su nombre, por cierto), también es una tierra plagada de gatos, sobre todo en las zonas turísticas, donde es frecuente verlos tomando el sol en los paseos. Pero para hacer esta ilustración, el modelo utilizado suele estar entre el sofá, la cama, o debajo de la mesa… es nuestro gato.

Perros de caza apretados

La ilustración representa unos perros podencos canarios. Es frecuente, en la temporada de caza, encontrarte en la carretera con un vehículo Todo Terreno con el carrito de remolque que transporta estos simpáticos animales, estilizados y orejudos, desde el que te miran con cara de resignación. Suelen ir en grupos de 5 metidos en esos carros, dando sensación de ir como sardinas en lata. De ahí la frase ¡Vamos entongaos!. Tonga en Canarias es montón, generalmente desordenado, de cosas.
La frase la escuché a un compañero de viaje en Perú hace unos años, comentando una pequeña guagua que pasó con tropecientos viajeros dentro, metidos prácticamente a presión. «¡Joder, van entongaos!» dijo Rafa y en ese momento decidí la frase que acompañaría al dibujo de los podencos que ya estaba esbozado. Una pegatina ideal para que los cazadores homenajeen a sus fieles ayudantes o para aquellos que tienen coches pequeños y demasiados amigos que llevar.

Colección 2011. Me tienen enterrao!!

Diseño de la colección 2011. La ilustración representa una momia con expresión desesperada. Las momias estuvieron presentes en la cultura de los antiguos habitantes de las islas, dando lugar a una teoría Seguir leyendo Colección 2011. Me tienen enterrao!!

Se te vio el rejo

Representa un pulpo disfrazado con traje y chaqueta, al que se le ha escapado un rejo (tentáculo de pulpos, calamares, sepias…) por la manga, descubriéndose su identidad cefalópoda.
Los pulpos, calamares, chocos, chipirones, están muy presentes en la gastronomía canaria, dando lugar a manjares como la ropa vieja de pulpo, los calamares en salsa, los chocos al grill, pulpo frito con mojo verde… y también están presentes en el habla. La expresión canaria «Se te vio el rejo» quiere decir algo así como Se te vio el plumero. «Sacar el rejo» es sacar el mal genio; «Váyase a pulpear» viene a significar Váyase a freir espárragos… También hay un tipo de calzado para andar en la playa que se les llama «las calamar» y que son las sandalias de goma de toda la vida.
Sólo disponible en camiseta, la puedes llevar puesta o regalársela a alguien que iba de amigo/a y al final te acabó tirando los tejos…